FMX | Franquicias MX

¿Vale la pena abrir una franquicia?

La respuesta concreta es sí, es una ventaja abrir una franquicia.

Primero es necesario explicar lo que es una franquicia. La Franquicia, es el sistema de negocios por medio del cual una empresa (franquiciante) cede a otra persona (franquiciatario) los derechos del uso de su marca, “know how” y en algunos casos, la implementación de tecnologías para la administración del negocio.

En contraparte, el franquiciatario debe pagar por el uso de estos servicios como son la cuota o derecho de franquicia, cobrada por el derecho de uso de marca, transmisión del “know how” y la capacitación inicial. También es común el pago de regalías y/o cuota de publicidad de manera mensual. Estos valores pueden ser definidos por una cantidad fija o bien, por un porcentaje sobre las ventas dependiendo del modelo de cada marca.

En este sentido, las principales ventajas que un franquiciatario puede tener, a partir del momento que adquiere una franquicia, son la posibilidad de trabajar bajo la protección de una marca reconocida, con un plan de negocios estructurado, acceso a tecnología de vanguardía y el “know how” de una empresa con experiencia; y, en la mayoría de los casos, con facilidades para obtener créditos por parte de instituciones públicas y gubernamentales.

Cuando el franquiciatario brinda los servicios de soporte técnico y mantenimiento para sus asociados, debe apegarse al hecho de que esto repercutirá de manera positiva o negativamente en los factores claves del éxito del negocio. Además de preparar al franquiciatario para reproducir el modelo de negocio, el franquiciante debe revisar regularmente que los conceptos enseñados en la capacitación, estén siendo aplicados conforme a lo que establece en los manuales y en el contrato de franquicia.

En todos los casos, el éxito de la marca está ligado a un conjunto de factores, entre los más importantes se encuetran el compromiso de las partes involucradas (franquiciante y franquiciatario), la investigación de mercados realizada antes de abrir el negocio (validación de la zona, sondeo del local, etc.), la preocupación de mantener a la empresa siempre organizada y tener a los empleados en una constante capacitación y motivación con el trabajo.

El interesado en abrir una franquicia debe evaluar profundamente si le conviene entrar en este esquema de negocio, ya que no es para todos. Sólo es posible tener éxito en la franquicia cuando ambas partes (franquiciante y franquiciatario) están realmente involucradas en el proyecto.

×